¿No estarás pescando en la bañera? Esa fue la pregunta que dio origen a esta obra. Y efectivamente, muchas veces nos descubrimos buscando allí donde nunca vamos a encontrar.

Un grupo de personajes aparece en un lugar incierto, sin saber por qué ni para qué están allí. Mientras lo averiguan, vamos conociendo sus historias a través de lo que ocurre en la intimidad de sus baños. La protección y seguridad que sienten en ese espacio, nos permite ser testigos de su desnudez, de sus confesiones, miedos, angustias y deseos ocultos. Cada escena nos presenta distintos fragmentos de sus vidas y nos desafía a cuestionar nuestras propias suposiciones y prejuicios.

Un drama que juega con la intriga y la sorpresa constante porque todo el tiempo descubrimos secretos y presenciamos giros inesperados. A medida que avanza la historia y los personajes atraviesan sus conflictos, nos van transfiriendo complejos interrogantes que quedarán merodeando en nuestros pensamientos. Pero, ¿dónde están estos personajes? ¿Y dónde irán cuando la obra termine?